Mayu, Acción Universitaria

“Mayu” es una joven de 27 años y perteneciente al movimiento estudiantil Acción Universitaria; quien se integró a la causa de la lucha cívica a partir de la indignación que le generaba la violencia ejercida a partir de abril 2018 y el proselitismo político que acontecía en las universidades. “Queremos cambio de sistema, no solo de gobierno”, señala cuando se le cuestiona las razones por las que decidió organizarse y realizar activismo estudiantil.
Tras el marco de sus lentes rojos se encuentra una personalidad risueña que se fusiona con su mirada crítica al mundo; por ello, conversamos con ella para conocer mayores detalles sobre su razón de ser como activista por la defensa de los derechos estudiantiles.

¿Por qué te involucraste al activismo estudiantil?
Soy estudiante en desobediencia y siento que solo bajo la organización podemos buscar la manera de hacer presión y exigir nuestros derechos universitarios y a la educación de calidad donde exista el pensamiento crítico. Estoy dándolo todo por el movimiento.

¿Cómo han sido tus vivencias siendo mujer al ingresar a un movimiento estudiantil?
No niego que hay momentos donde me he frustrado porque creen que nosotras las mujeres protestamos de una manera nos atacan porque estamos en una sociedad patriarcal. Por mi personalidad no me ha tocado vivir una mala vivencia, pero, sí sé del caso de compañeras que, siendo delegadas de nuestro movimiento, han sufrido acoso en otras organizaciones.

¿Cuál ha sido tu experiencia más fuerte?
Estar en un plantón y ver cómo golpeaban a varios miembros de nuestra organización y no poder hacer nada porque te podían “agarrar a vos”. Actualmente, nunca me han detenido, solo agresiones verbales que no me limitan. A su vez, sobrellevar el estado psicoemocional que tenemos tras organizarnos y buscar cómo cambiar el sistema es desgastante; a veces no podés más.
Al saber que están siendo nuevamente detenidos los presos políticos genera una presión si estás en casa de seguridad y todo eso provoca momentos de estrés constante.

¿Por qué aún no han detenido tu activismo estudiantil?
Porque quiero justicia para las muertes de mis amigos, quiero volver a la universidad para sacar mi título y porque deseo un cambio para Nicaragua. La he “dado toda” durante dos años y yo sé que esto es un trabajo a largo plazo.

¿Cómo la represión gubernamental que has sufrido es particular por razones de género?
Todos hemos vivido la represión, no solo está dirigido a las mujeres, pero cabe destacar que somos vistas más vulnerables ya que hay situaciones donde nuestro bienestar e integridad física y moral está en “fuego”. Así que nos queda “agarrarnos los ovarios” ya que el gobierno no delimita si sos mujer al detenerte; te tratan igual o incluso peor.

Mayu se sumerge entre desafíos y propuesta para aventurarse a la incidencia política desde el enfoque estudiantil – con o sin pañoleta- por sus claras convicciones y compromiso por el sector que ha escogido; siendo así, consecuente entre el discurso y la práctica donde se aparece.

“Por un mejor país para mi hija”

“Chenni” es una joven de 23 años de edad y perteneciente al Movimiento Estudiantil 19 de Abril/Upoli; quien vivió los inicios de la crisis sociopolítica de abril 2018 gestando un…