Nos denominamos Subversivas ya que pretendemos reestructurar la manera de hacer política desde las realidades de las activistas, sin autoritarismo ni machismo que detenga a las mujeres.

Ni encerradas, ni con miedos.